miércoles, 19 de noviembre de 2008

Con mi dinero, ¡no!

El lema de la concentración de la Plataforma de las Clases Medias del 23 de noviembre, a las 12 horas, en la Plaza de Colón, es “Con mi dinero, ¡no!”.
No es ningún mensaje economicista, sino la defensa del último reducto de la libertad que es la propiedad. La defensa a ultranza del futuro de nuestros hijos que está siendo hurtado y comprometido.
La seguridad y la confianza de nuestras familias; nuestra capacidad de ahorro y de inversión; nuestra disposición a ser virtuosos como nos venga en gana; a apoyar a tal asociación benéfica o a la Iglesia.
“Con mi dinero, ¡no!”, para que no ataquen a nuestros principios y nuestras convicciones con nuestro dinero.
Para que no perpetren la degeneración de la democracia de las redes clientelares del pilla-pilla presupuestario.
Para que no nos escupan a nuestra cara como Teddy Bautista: ‘paga y aguanta’.
Para que no se rían de nosotros, con nuestro dinero.
Para que no nos lleven a la ruina y a la servidumbre, mientras se financian con nuestro dinero.
“Con mi dinero, ¡no!” es ir a cortar los suministros de los expoliadores.
Cuando eso suceda, nos tratarán con respeto y nosotros a ellos porque tendrán un trabajo digno y no vivirán del cuento; harán obras de arte o buenos entretenimientos, y no bazofias subvencionadas.
“Con mi dinero, ¡no!” es romper las cadenas de la esclavitud fiscal a la que nos han ido sometiendo y que ha llevado al colapso del sistema.
Porque es tiempo de combate, el 23 de noviembre, a las 12 horas, en la Plaza de Colón: “Con mi dinero, ¡no!”

3 comentarios:

cvpicassent dijo...

Con mi dinero TAMPOCO deseo que hagan ésto: a la enmienda pactada por ERC y el PSOE que destina 300.000 euros de los Presupuestos Generales del Estado del próximo ejercicio a Acció Cultural del País Valencià se le suma otra por 500.000 euros para la Fundación Ausiàs March, también en la órbita del editor Eliseu Climent, acordada en este caso por CiU.

CON MI DINERO NO DESEO QUE SE FOMENTE EL PANCATALANISMO EN LA COMUNIDAD VALENCIANA, MI CASA, CON UNA LENGUA PROPIA, LA VALENCIANA, QUE DESDE EL NACIONALISMO CATALÁN, Y CON LA CONNIVENCIA DEL GOBIERNO ZP, DESEAN SUSTITUIR POR SU DIALECTO OCCITANO REINVENTADO EN 1906 POR POMPEYO FABRA, UN QUÍMICO VASCO.

ana.vazquezr dijo...

Con respecto al lema, está bien lo de pararse en el "no", y no seguir, por ejemplo, con el, sólo aparente y superficial; "salvar a los bancos".
Con respecto a lo de "Con mi dinero", creo que es algo parcial con respecto a algo, que pare ser eficaz, tendría que abarcar más aspectos de la persona, como "con mi participación", aunque es un poco largo, "con mi voluntad", aunque está claro que el último movimiento económico del Gobierno va a tener muchísimas repercusiones en la población, tanto en sus condiciones de vida, como en sus libertades.
Está claro que hay unos organizadores de este desastre actual; que lo que tiene que cambiar en la intención de cada persona, tanto de los gobernantes, como del resto de la población; de otro modo, seremos todo engañados por nuestro propio egoísmo.

El otro día os comentaba una denuncia interpuesta ante el Tribunal Supremo; os comunico que rápidamente la han archivado diciendo: "... Visto su contenido y que el mismo no relata hecho alguno limitándose a la imputación de presuntos delitos, de conformidad con lo preceptuado en el artículo 269 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, procede abstenerse de todo pronunciamiento y archivar sin más trámite la denuncia."
Ahora me imagino que sólo cabe recurrir en amparo ante el Tribunal Constitucional, tribunal, seguramente, todavía más politizado, o bien denunciar ante la Audiencia Nacional o la Corte Penal Internacional, el genocidio que se está cometiendo por parte de otros países.

Creo que estamos sin justicia que nos defienda de la decisiones de la Administración. Sólo son hechos los cometidos por personas sin cultura o explícitamente como hurtos, etc. Los grandes robos no son considerados hechos.

Pep Lluís dijo...

Coincido con lo expuesto por Enrique de Diego en su obra "Casta Parasitaria" porqué es cierto que en España se ha creado una casta parasitaria que vive del cuento pastando en el presupuesto público.

Estoy harto que con el dinero de mis impuestos esté financiando a los partidos políticos, sindicatos, ONG, pseudoartistas y demás parásitos.

Es insostenible para el bolsillo del ciudadano que cada día haya más parásitos mientras que cada vez somos menos los contribuyentes.
Estamos asistiendo a una nueva era de despotismo que utiliza toda una semántica basada en una falsa democracia para subvertir los verdaderos objetivos de los parásitos: expoliar fiscalmente al contribuyente.

Yo pago impuestos para que haya policia que garantice la seguridad, para que los militares estén bien pertrechados y dispongan de un material bélico adeucado a las necesidades bélicas, para que haya una administración eficaz y eficiente y para que se garanticen los servicios básicos.

Si los sindicatos, partidos políticos u ONG necesitan recursos que los extraigan de las cuotas de sus miembros, no del presupuesto público ya que son organizaciones privadas no gubernamentales.

Ánimo Enrique que tengas éxito en la concentración. Yo no puedo ir porqué vivo en Palma de Mallorca, de lo contrario no lo pensaría dos veces y acudiría.