domingo, 16 de marzo de 2008

Incertidumbre en el PP de Alicante

Uno de los efectos colaterales previsibles de la pérdida de poder y presencia nacionales de Eduardo Zaplana –enfangado hasta la coronilla en la estúpida inmoralidad de la conspiranoia- es la incertidumbre respecto a la continuidad del zaplanismo en el feudo de Alicante, que ha ido siendo mantenido por el presidente de la Diputación, José Joaquín Ripoll, aunque en franco deterioro, tanto en la Caja de Ahorros del Mediterráneo –donde Ripoll jugó fuerte a la división- como en las listas electorales, donde Zaplana y Ripoll han mantenido a algunos de los diputados que llevan más de una década calentando escaño, sin hacer lo más mínimo.
No deja de ser una curiosidad el hecho de que Zaplana y Losantos hayan hecho también negocio –sobre sus mutuas mentiras y manipulaciones- en Alicante y hayan hecho ostentosos pactos mediáticos.
El futuro Congreso del PP, en el que habrá que elegir compromisarios, aclarará la situación y obligará a Ripoll a retiradas o cuanto menos a pactos que le permitan seguir sobreviviendo a la baja.

1 comentario:

Blogger dijo...

SwagBucks is a very popular get-paid-to site.