martes, 9 de septiembre de 2008

Aumenta el escándalo de Villa PSOE

Aumenta el escándalo de Villa PSOE en la Isla de Arosa. Según fuentes solventes, junto a José Blanco, podrían haber adquirido otras viviendas –la urbanización tiene 160- Emilio Pérez Touriño, presidente de la Xunta de Galicia, Cándido Conde-Pumpido, Fiscal General del Estado, Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro de Interior, entre otros dirigentes socialistas. Esto suena a urbanización del régimen
La democracia se basa en la igualdad de todos ante la Ley. Nada puede tener privilegios ni fueros para no cumplirla. Y menos que nadie quien la exige a los demás.
El partido socialista ha denunciado ante Bruselas el urbanismo del litoral de la Comunidad Valenciana. Es una iniciativa de José Blanco, en su calidad de número dos del PSOE.
El Gobierno ha hecho bandera de relanzar la exigencia de cumplimiento de la Ley de Costas, aprobada en 1988, por el Gobierno de Felipe González.
El actual gobierno de Zapatero ha venido mostrando su disposición a derribar todas las propiedades que se encontrasen situadas a menos de 100 metros de la playa. La urbanización de la hermosa Isla de Arosa se encuentra a 20 metros. De manera llamativa, el expediente abierto sobre las casas de la zona ha quedado en nada, y de la noche a la mañana toda la zona ha sido declarada legal para construir.
Esto es intolerable caciquismo. José Blanco, y los otros dirigentes socialistas, no están exentos de cumplir la Ley de costas y cualquier otra Ley. Blanco, los otros socialistas, no son caciques ni aristócratas de peluca empolvada, sino unos ciudadanos más, obligados, además, a dar ejemplo y a mostrarse coherentes. O se abroga la Ley de Costas o la Xunta de Galicia debe tomar inmediatas medidas contra el atropello urbanístico. Si no actúa la Xunta, y es dudoso que lo haga, debería hacerlo la Justicia. Y, desde luego, la oposición debería pedir explicaciones en el Congreso.
Muchos ciudadanos empiezan a estar hartos de comprobar como los socialistas dicen una cosa y hacen justo la contraria.

(Editorial del programa A Fondo, de Radio Intereconomía, de 21 a 22 horas)